San Valentín en México – Una tradición heredada que prevalece en el tiempo

Esta festividad adoptada por la iglesia católica, se remonta al siglo III en Roma, donde un sacerdote llamado Valentín se opuso a la orden del emperador Claudio II de prohibir la celebración de matrimonio entre los jóvenes, considerando que aquellos hombres sin familia tenían el potencial de convertirse en mejores soldados. La razón era muy simple: conservarían muy pocos vínculos sentimentales que resultaran en un distractor de sus deberes. Valentín, renuente al decreto del emperador, comenzó a celebrar en secreto matrimonios para los jóvenes enamorados que buscaban su ayuda, de ahí que fuera conocido como San Valentín, el patrono de los enamorados. El emperador, al enterarse, sentenció a muerte a Valentín, ordenando su ejecución el 14 de febrero del año 270, alegando desacato y rebeldía. Esta fecha sería conmemorada por primera vez en el año 498, incluyéndolo en el Calendario Litúrgico como el Día de San Valentín.

 

Cierto es que esta celebración no tiene ningún vínculo con la historia y tradiciones de México, pero el amor ha sido un motivo de fiesta en todas las civilizaciones: así como los griegos y romanos representaban al amor en todos sus matices a través de diversas deidades, así también los mexicas, la antigua civilización que habitó tierras mexicanas. Ello adoraban a la divinidad que personificaba al amor, representado en los dioses: Xochipilli y Xochiquétzal.

 

Xochipilli también conocido como Macuilxóchitl, era el dios del amor, los juegos, la belleza, la danza, las flores, el maíz y las canciones, y su nombre significaba ‘Príncipe de las Flores’. Xochiquétzal, su esposa –y otras fuentes la citan como su hermana gemela–, era la diosa de la fertilidad y su nombre quiere decir ‘Flor preciosa’ o ‘Pájaro florido’. Del amor de estos dos dioses nació Centéotl, el dios del maíz.

 

En honor a ellos se llevaban a cabo ayunos de cuatro días, se hacían ofrendas de maíz y de pan y bailaban al ritmo tambores, llamados teponaztli; también se ofrecían sacrificios humanos, clavando espinas de maguey en la lengua. Aunque este referente histórico no tiene influencia en la celebración el Día del Amor y la Amistad en México, el 14 de febrero es una festividad heredada en la época de la Colonia, a través de los evangelistas.

 

Dato interesante: ¿por qué se regalan flores en el Día del Amor y la Amistad?

Las flores han sido el presente por excelencia entre los enamorados, en particular en San Valentín. La historia nos cuenta que, durante su estadía en prisión, San Valentín realizó el milagro de devolver la vista a la hija de su guardia de celda. Cuando el sacerdote fue ejecutado, la joven que había recibido el milagro, plantó un almendro de flores junto a la tumba como prenda de su profundo agradecimiento. Desde ese entonces, las flores son consideradas un símbolo de amor y amistad.

Facebook Comments
Facebook Comments

Newsletter ES

NEWSLETTER